Martes, 07 de febrero de 2006
Imagen

Erase una calle vacia, aunque llena de soledad.
Pero no era la calle. Era un hombre quien la miraba. Un hombre negro, oscuro, que miraba al infinito en busca de esperanza pero solo pudo encontrar soledad. La misma soledad que encontro al principio de esa calle y que tanto le habia chocado. Le habia desconcertado, tanto como los cristales quebrados del escaparate que miraba.
Fue entonces cuando penso que la quietud y el silencio eran el tesoro que habia estado buscando, el refugio en el que quizas encontraria algo de aquella esperanza perdida.
Y desnudo, en su cama, se miro al espejo, miro la calle, y el sue?o se rompio dejandole de nuevo al principio de aquella calle vacia
Publicado por guudrun @ 5:32  | Cosas sueltas..
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por ana g.
Martes, 14 de marzo de 2006 | 17:05
oh! siempre pens? que val?as para eso de escribir...
tus relatos son preciosos... realistas y oscuros, aunque siempre so?adores... a mi no se me da tan bien como a ti lo de escribir, como acabas de ver. el caso es que enhorabuena porque tu prosa tiene algo.
besitos, ana